Cerdos salvajes conviven libremente con los que se acercan a una pequeña isla, la cual es llamada cariñosamente “Pig Island”, ubicada en las Bahamas, en la isla de Big Major Cay. Los cerdos son muy amigables, dejan que los acaricies, los alimentes, y te dejan estar a su lado para que te diviertas nadando con ellos.

Una leyenda cuenta que estos cerditos fueron dejados allí por un grupo de marineros, quienes luego pensaban volver para cocinarlos. Sin embargo, nunca retornaron y habrían sobrevivido comiendo deshechos de comida de barcos que pasaban.

Hay muchas teorías para justificar este fenómeno: que fueron sobrevivientes de un naufragio y nadaron hasta la costa, que escaparon de otra isla, pero no se sabe en verdad qué fue lo que pasó. Lo que sí sabemos es que viven muy felizmente en la isla de Exuma y son muy amigables